Juguetes para dormir

¿Qué interesa a todos los padres? Que los niños se porten bien, que coman y sobretodo: que duerman bien. Si el niño duerme bien, sus padres también y eso colabora en que la familia esté libre de tensiones y todos seamos más amables. Algo tan sencillo como dormir bien cambia el estado de ánimo de toda la familia.

A la hora de irse a la cama, hay varios juguetes y juguetes que nos ayudarán a que el niño se relaje y se prepare para la hora del descanso.

Primer consejo, es muy importante que sigamos una rutina diaria. El niño debe irse a dormir siempre a la misma hora. Y es importante que sigamos un ritual, una serie de pasos que repitamos siempre antes de ir a la cama. Esto al niño le da estabilidad, sabe qué toca a continuación y así será más fácil que tanto su cuerpo como su mente se predispongan a descansar.

Juguetes que ayudan a dormir: pues sí, hay pequeños detalles que hacen que la hora del sueño sea agradable. Aquí cabe destacar que lo que queremos es que el niño se relaje. ¿Cómo lo hacemos? Por ejemplo, a casi todos los niños les agrada dormir abrazado a un muñeco de peluche. Es buena idea que desde pequeños tengan un muñeco o objeto al que se abracen al ir a la cama. A algunos padres les preocupa que el niño dependa tando de dicho objeto, pero no hay motivo. Es bueno, sirve al niño para tener un punto de referencia.

Además hay otros regalos que ayudarán a conciliar el sueño. Un invento muy bueno es el Cojín Molón. Seguramente lo habrás visto anunciado ya en televisión, pues está siendo todo un éxito. Es algo muy sencillo, pero funciona a las mil maravillas. Es un simple cojín con unas luces de colores agradables en su interior. Las luces son suaves, y se apagan solas pasados unos minutos. Así el peque se mete en la cama, le encendemos el cojín y lo tiene ahí al lado, con luz, y se tranquiliza. Se suelen entretener bastante mirando las luces del cojín, así se relajan y van conciliando el sueño.

No es un concepto nuevo, en nuestros tiempos ya teníamos el muñeco gusiluz que se iluminaba en la oscuridad. El concepto es el mismo.

Como decía antes, la rutina es importante. Otro punto a tener siempre en cuenta: no excitéis al niño antes de ir a la cama. Es muy habitual jugar a perseguirnos, a gastarnos bromas, lanzarnos cosas, hacernos cosquillas... todo eso está muy bien, pero NO lo hagáis a última hora del día. Yo suelo seguir la norma de dejar de lado ese tipo de comportamientos desde 30 minutos antes de ir a la cama. Así colaboramos a que el niño vaya tranquilizandose y tenga una actitud predispuesta a dormir.

Precisamente en esta linea va el clásico (y acertado) consejo de leer un cuento antes de dormir. El cuento sirve principalmente para hacer una actividad en la que el niño está quieto, escuchando y con el cuerpo ya descansando. Una vez leído el cuento, ya sólo queda apagar la luz y cerrar los ojos. Además el niño se pondrá a darle vueltas en la cabeza al cuento que acabamos de leer, en lugar de estar pensando en levantarse y ponerse a jugar con cualquier juguete que se le ocurra. De ahí que sea buena idea lo de que tenga un muñeco o un cojín molón con el que echarse a la cama.

Así está descansado, tranquilo agarrando y dando vueltas a su muñeco o cojín hasta que al final se ponga a roncar. ¡Qué guapos están cuando duermen! Nos encanta verlos así, porque están realmente guapos.... y porque están "desconectados" ¡qué ser papas es un trabajo muy duro! Y ese rato de desconexión siempre viene bien a todos.

Hay una web, sleepforkids.org que explica muy bien la importancia y trucos para que los niños descansen. Eso sí, la web está en inglés, pero a día de hoy eso ya no debería suponernos mayor problema.

Música para dormir a los niños

En Youtube hay bastantes vídeos con música y canciones para dormir. Son para los niños, aunque ya os aviso de que en los mayores surten el mismo efecto! Os dejo un ejemplo, de un vídeo con música para relajarse y dura nada menos que una hora:

Y si se os queda corto, aquí hay un canal dedicado sólo a música y canciones infantiles para ir a la cama. Hoy en día encontramos de todo en internet, ¡qué maravilla!

Dormir bien es un requisito imprescindible para todos. Creo que este artículo será de cierta utilidad, tenéis más consejos en webs dedicadas al tema, como la que mencione antes o esta otra de la BBC. Como veréis estos consejos van muy en la línea de lo que hacemos los adultos. ¿Acaso no nos gusta estar tranquilos un rato justo antes de dormir, medio tumbados en el sofá leyendo o viendo la tv? Sin darnos cuenta hacemos lo mismo: preparamos la mente y el cuerpo para que se vayan relajando. Si en lugar de hacer eso, te pones a planificar cosas del trabajo o a hacer flexiones será más complicado que duermas ¿verdad? Con los niños es exactamente lo mismo, sólo que adaptado a su edad. Pero el concepto es igual.

Así que ya sabéis, pon un cojín molón en tu vida, unos cuantos libros de cuentos y acuerdate de que los juegos están muy bien, pero cuando se acerque la noche conviene ir bajando la intensidad de las actividades de nuestros hijos.