La magia de Ping Pong Pompa

El mundo de los juguetes que podemos encontrar en el mercado es verdaderamente enorme y aunque hay muchísimas opciones, no todos consiguen captar la atención de todos los niños desde el primer momento como Ping Pong Pompa, un revolucionario y divertidísimo juego donde las pompas de jabón son las auténticas protagonistas, pero no se trata del tradicional juego de mojar un dispensador en una solución de agua jabonosa soplar y lanzar unas cuantas pompas, es mucho más especial.

Con Ping Pong Pompa se pueden tener horas y horas de diversión con un montón de amigos y amigas, creando pompas enormes y algo muy especial, poder tocarlas y jugar con ellas como si se tratase de un globo.

La magia del Ping Pong Pompa

¿Cómo? Este juego viene con guantes especiales que permitirán que los niños puedan tocar las pompas sin que éstas estallen, pudiendo inventarse infinidad de juegos diferentes como el de pasarse la pompa durante el máximo tiempo posible antes de que esta estalle.

Las pompas normales y corrientes suelen explotar en muy poco tiempo y con cualquier clase de roce explotan pero con Ping Pong Pompa y su líquido especial salen pompas mucho más resistentes e incluso se pueden hacer pompas súper grandes o fusionar dos pompas en una, para que la imaginación sea el único límite que se puede poner para pasar un buen rato con este entretenido juego.

Se puede jugar solos o acompañados de un montón de amigos, solo hay que tener los guantes especiales para jugar con los que poder tocar las pompas como si se fuese un mago y moverlas de un lado a otro, hacer que boten en los guantes, en la ropa, lanzarlas a lo alto o cualquier otra cosa que hará que los niños y niñas se lo pasen en grande.

Este juguete está recomendado para niños de más de seis años, se trata de un producto que ni es tóxico ni mancha, por lo que los mayores no tendrán que preocuparse absolutamente de nada. El recambio del líquido de Ping Pong Pompa se puede comprar por separado, sin necesidad de tener que adquirir un juguete nuevo y otro punto importante a tener en cuenta es que el color de los guantes es diferente en cada una de las cajas del juguete, por lo que puede aparecer cualquier color.

Gracias al material con el que están hechos los guantes, se podrán tocar las pompas sin ningún problema y los peques podrán jugar a pasársela entre ellos, perdiendo aquel niño o niña a quien le estalle la pompa de jabón.

También se pueden hacer carreras desde un punto a otro de la casa, patio, parque o cualquier lugar donde se juegue con Ping Pong Pompa y haciendo que la pompa rebote de un lado a otro y donde todos los niños se lo pasarán en grande inventándose juegos diferentes repletos de emoción, intentando evitar que la pompa estalle.

Es importantísimo utilizar siempre los guantes con este juguete porque si las pompas tocan la piel, estallarán casi al contacto, por ello es tan importante jugar con los guantes especiales que vienen con cada uno de estos juguetes.

No hay duda alguna de que los mejores juegos o juguetes no tienen por qué ser los más caros del mercado y que en muchas ocasiones el secreto de su éxito consiste en la sencillez, la misma de la que presume Ping Pong Pompa. Un juguete sencillo, divertidísimo, muy especial, con un precio muy asequible y sobre todo, capaz de proporcionar horas y horas de diversión, algo de lo que no pueden presumir todos los juguetes. ¿Te animas a jugar con Ping Pong Pompa?

p>Me han invitado a probar un nuevo producto para que la familia juegue en el jardín. El producto se llama "ping pong pompa". Las actividades con pompas de jabón harán que tus hijos las lancen, jueguen a rebotar las pompas y a hacer malabares con ellas ¡sin que exploten!

El paquete tiene todo lo que necesitas para empezar a jugar. Aunque ya os aviso desde el principio que tal vez sería bueno tener un bote extra con más líquido para hacer pompas. Más que nada porque como a los niños de la casa les guste el juguete se van a pasar horas y horas con las pompas y al final te quedarás sin líquido para hacer más. Pero eso será una buena señal, significa que a los niños les ha gustado el regalo. Eso es justo lo que ha pasado en mi casa, han jugado tanto con el ping pong pompa que hemos gastado todo el líquido.

Para hacer una pompa y hacerla bien lo primero es verter un poco del líquido en la bandeja que viene en la casa. Hay una marca que te indica hasta dónde debes llenarlo. No eches menos ni más, la marca está ahí para algo.

Ahora metemos dentro el soplador de burbujas y nos aseguramos de que se moja bien con el líquido especial del ping pong pompa.

Antes de seguir haz que el niño se ponga los guantes que vienen en la caja del Ping Pong pompa. Es importante que estén secos para que luego no nos exploten las burbujas.

En las instrucciones recomiendan que dejemos a la burbuja reposando unos 5-10 segundos antes de soltarla. Así se estabiliza y nos aseguramos de que dure un buen rato en buenas condiciones. Lo de hacer que los niños no la toquen durante los primeros segundos es la parte más complicada. ¡En cuanto ven la pompa se lanzan a por ella!

Hay que volver a mojar el soplador en el líquido de la bandeja cada vez que vayamos a hacer una nueva pompa. Si no lo vuelves a mojar tal vez puedas hacer otra pompa, pero son muy débiles y estallan rápido. ¡Hay que seguir las instrucciones!

Cuando la pompa está en el soplador, no la sueltes lanzándola hacia arriba pues hay muchas posibilidades de que directamente estalle. Es mejor dejarla sobre los guantes, y entonces sí empezar a lanzarla y a jugar con ella. Ya sé que suena un poco pesado, pero siguiendo las instrucciones las pompas duran más tiempo y así los niños disfrutan más con el Ping Pong Pompa. Si no lo haces así al final no duran y lo que tienes es unas pompas normales y corrientes.

Mis hijos se han divertido un montón jugando con este regalo, y aunque al principio era yo la encargada de hacer las pompas en seguida han visto cómo se hace y ya juegan solos. Aquí ya dependerá de la edad que tengan tus hijos.

Si son pequeños tendrás que estar pendiente y ayudarles a hacer las pompas. Pero es muy gratificante ver que los niños intentar hacer ellos mismos las pompas. Ponen mucho interés y aprende que las cosas llevan un proceso. Es un juego sencillo pero se lo pasan realmente bien. Hay que aprovechar los días de buen tiempo para salir a la calle y jugar a la luz del sol.

Precisamente cuando son pequeños les gusta mucho jugar con las pompas normales, a perseguirlas e intentar explotarlas. Cuando ya son algo más mayores este juguete es perfecto, ya que pueden manipular, apretar o lanzar hacia arriba las pompas.

Yo lo recomendaría sobre todo para niños de más de 5 años. Si son más pequeños también lo van a disfrutar, pero no tienen el tacto ni la paciencia para jugar con cuidado con las burbujas del Ping Pong Pompa. Al menos esa es mi experiencia personal.

Manual de instrucciones del Ping Pong Pompa

Introducción:

Saca el mayor partido a tu Ping Pong Pompa. Crea burbujas mágicas que flotan y rebotan a tu alrededor.

Asegúrate de seguir todas las instrucciones y las advertencias de este manual para sacar el máximo partido a tu juguete de Super Pompas.

Advertencias de seguridad:

Ping Pong Pompa: instrucciones para los guantes:

Cómo limpiar y guardar el juguete:

Cuando terminemos de jugar, lavaremos bien el soplador y la bandeja con jabón y agua. Lo dejaremos secar antes de volver a guardarlo en su caja. Procura guardar la caja con el juguete en un lugar fresco y seco, lejos de la luz directa del sol.

Para utilizar el juguete:

Desenrosca el tapón de la botellita y desprende el sello protector. NO hay que agitar la botella ni el líquido antes de jugar.

Derrama con cuidado el líquido de pompas en la bandeja. Llena la bandeja hasta la marca que hay en la zona interior.

Ponte los guantes y evita tocar el líquido con ellos para que no se mojen. Para un uso óptimo recomendamos que los guantes estén secos. Cuando se mojan, afecta la estabilidad de las pompas.

Hunde el soplador en la bandeja de liquido. No remuevas el líquido para que no se formen pequeñas burbujas, ya que esto afectaría a la pompa que deseamos crear. Sostén el ventilador con la zona ancha hacia abajo mientas soplas para formar una burbuja. Sopla hasta que la burbuja sea un poco más grande que una pelota de tenis. Espera unos 10 segundos para que la burbuja se estabilice.

Mantén la burbuja sobre la bandeja o sobre una servilleta de papel para que no gotee. Es importante soplar siempre hacia abajo al crear una burbuja. Si soplas hacia arriba la burbuja no será estable y estallará muy pronto.

Libera la pompa tal y como se indica en la imagen, hacia abajo agitando con suavidad el soplador.

Toca la pompa con tus guantes y comienza a jugar. Puedes hacer botar las pompas, lanzarlas hacia arriba... lo que la imaginación te pida. ¡Disfruta jugando con el Pin Pong Pompa!

Ideas para jugar con el Ping Pong Pompa:

Si quieres ser un maestro jugador de pompas, te desafiamos a probar estos trucos:

Sostén y balancea la pompa sobre un único dedo.

Haz rebotar la pompa entre tus dos manos.

Crea dos pompas y conéctalas. ¿Cómo hacer este truco? Hay dos formas. Primero puedes usar el soplador para crear dos pompas y con cuidado empujarlas hasta que se fusionen. O puedes usar el soplador para crear una nueva pompa justo al lado de la que ya tienes.

¿Te atreves a ser el campeón domador de Super Ping Pong Pompas?